Umiko

El japonés más madrileño

Una oferta original y de una calidad indiscutible

Probablemente, la cocina japonesa es una de las que ha tenido mayor penetración en la oferta gastronómica de Madrid en los últimos años.

Desde que en el verano del año 2000 Ricardo Sanz lanzara su Kabuki original ofertando una cocina japonesa con tintes españolizados, el público en general empezó a acercarse a una forma de entender el producto que, hasta entonces, solo era apreciado por unos pocos aficionados.

A día de hoy, hay una gran proliferación de restaurantes que, con mayor o menor fortuna, se presentan como establecimientos de “cocina japonesa” (lo cierto es que, el concepto de cocina japonesa es mucho más rico que la oferta de nigiris, sashimis y tempuras que componen el 90% de la oferta).

Dentro de este panorama, hay locales que brillan con luz propia bien sea por la calidad de su producto, por su cuidada técnica o por la originalidad de su oferta: en el caso de Umiko, nos encontramos con un restaurante que cumple con estas tres características.

La asociación de Juan Alcaide y Pablo Álvaro ha permitido crear un espacio donde, de la mano de una técnica impecable y contando con un producto de primera, se deja volar la imaginación sin ningún tipo de limitaciones para conseguir preparaciones que, apoyándose en técnicas tradicionales de la cocina japonesa, ofrecen una fusión real con la cocina española, italiana o peruana. Conseguir esto con el nivel de calidad que se encuentra en Umiko no es fácil: tanto Juan como Pablo han pasado por lugares tan emblemáticos como Kabuki o DiverXo y han dedicado gran parte de su tiempo libre a viajar a destinos gastronómicos en distintas partes del mundo.

El resultado se puede ver en platos como la bolognesa de atún o la porra Guo Rong que se han convertido en clásicos que el comensal no se cansa de repetir en cada visita o el Usuzukuri de parrocha en vinagre que es la perfecta interpretación de los tradicionales boquerones en vinagre con patatas fritas. En los nigiris podrán comprobar el grado de entendimiento de las cocinas japonesa y española con preparaciones como el imprescindible nigiri de socarrat, el cordobés o el bilbaína; dicho esto, no olviden pedir el tradicional de anguila o el de salmonete con su espina frita.

Pero la técnica de Juan y Pablo también se aprecia en platos más “puristas” como el sashimi de pescado de roca o cualquiera de los usuzukuris que tienen en carta, impecables también las tempuras y, si quieren un ejemplo perfecto de fusión, no duden en pedir las ostras; ostra en tempura con gazpacho de chiles y hierbabuena, ostra peruana con ajada de ají amarillo y cilantro y ostra japonesa con puré de manzana y perifollo que componen una combinación sorprendente … y que funciona.

Si a esto le sumamos una sala cómoda, con un servicio joven y entusiasta y una carta de vinos perfectamente confeccionada con una magnífica oferta (no solo de tintos, sino de champagnes  y blancos que tan bien armonizan con este tipo de cocina) y a unos precios muy razonables, entenderán  que Umiko haya conseguido convertirse en una referencia dentro de ese, a veces confuso mundo, que es la cocina de fusión y que, en este caso, podemos recomendar sin temor a equivocarnos.

Umiko
C/ los Madrazo, 18. 28014 Madrid
Tfno: 914 93 87 06
http://www.umiko.es/

Valoración global

Ultimas entradas

By | 2018-07-27T07:57:15+00:00 julio 26, 2018|